La resurrección del indietronic y Styrofoam

Styrofoam

Corría el año 2003 y poco a poco se comenzó a escuchar en las estaciones de radio un estilo nuevo, innovador y muy original poco comparable a todos los nuevos sonidos que inundaban los oidos de todos aquellos que enfocaban su interés en esta nueva música independiente que tanto revuelo a causado con sus aleaciones de electrónica, folk, funk, etc. Ben Gibbard, compositor por excelencia y músico de basta experiencia con su proyecto en Death Cab For Cutie se unió con el productor Jimmy Tamborello (Dntel, Figurine y Headset) para crear uno de los proyectos musicales más importantes de la primera decada del siglo XXI.

The Postal Service rápidamente se posicionó como una apuesta distinta, motivada y relajada al mismo tiempo capaz de generar sensaciones de distinta indole en cada una de las personas que a lo largo de estos años los han escuchado alguna vez. Give Up, su único disco de estudio y al parecer el último, sin duda ha sido una de las publicaciones más importantes del último tiempo e inspiración para un sin numero de bandas que han intentado imitar y mejorar al mismo tiempo este estilo que puede ser catalogado bajo la categoría indietronic, algunas con cierto éxito y otras con un fracaso rotundo.

Uno de los tantos que ha seguido este camino en busca de un sonido personal, pero que consciente o inconscientemente ha terminado haciendo algo parecido a lo que hicieron Gibbard y Tamborello ha sido Styrofoam. Palabra inglesa también conocida como poliestireno extruido o en terminos más prácticos como un aislante térmico, es el nombre que adquirió el músico belga Arne Van Petegem para hacer de las suyas en un estudio de grabación con uno que otro colaborador. Algunos sencillos y EPs grabados bastaron para que su nombre no se pusiera en la cola o a la misma altura de una serie de bandas que estaban trabajando en proyectos similares, ya que solo bastaba con escuchar algunas letras de aquellas escritas en el garage para darse cuenta de que la cosa venía en serio y con calidad.

Su primera producción importante fue Nothing’s Lost en el 2004 bajo el sello Morr Music, la que contó nada más ni nada menos que con el mismisimo Ben Gibbard como uno de los principales colaboradores, además de Andrew Kenny de American Analog Set y Valerie Trabeljahr de Lali Puna. En este album la distorsión electrónica, las melodías repetitivas y los largos desarrollos electroacústicos se entremezclan para crear un disco no se si tan bueno ni tan de gusto general, pero totalmente capaz de posicionar a Styrofoam en el sitial que le corresponde dentro de este espectro de la mezcla entre indie y bases electrónicas.

En su último proyecto llamado A Thousand Words nuevamente llegaron cargados de invitados: Josh Rouse haciendo las voces de un temazo, Erica Driscoll de Blondfire, Lili de la Mora y Blake Hazard de Jimmy Eat World. Cada uno proveniente de corrientes musicales distintas se pusieron a disposición de Van Petegem para crear un discazo con matices que hacen de cada canción algo especial que a primera vista y por separado no pega ni junta, pero desde que se pone play al disco completo, este transcurre con altos y bajos, beats electrónicos pesados y delicadas voces femeninas, guitarras acústicas y samplers, además de otros elementos de variada índole que van conjugandose para formar un album de características muy similares a las de The Postal Service pero sin duda que con un sello especial. El toque personal del belga más el aporte de cada uno de los tremendos artistas que colaboraron en la elaboración del disco lo convierten en lo que para mi es un imperdible en la biblioteca musical.

Muchos pensaron que con la separación de Gibbard, Tamborello y Walla el indietronic era un estilo condenado a la desaparación, sin embargo, les puedo decir que con bandas como Her Space Holiday y Styrofoam la vida de esta mezcla de corrientes que tanto queremos tiene vida para rato. Son buenos, se rodean de gente con talento y están aquí para que los disfruten.

Les dejo el disco A Thousand Words de Styrofoam para que lo descarguen y el video del primer sencillo del album: After Sunset.

A Thousand Words


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s