The Big Lebowski

“Let me explain something to you; I am not Mr. Lebowski. You’re Mr. Lebowski. I’m The Dude. So that’s what you call me. You know, that or uh, His Dudeness, or uh, Duder, or El Duderino if you’re not into the whole brevity thing.”

Este es uno de los tantos diálogos que tiene The Dude, el mejor antihéroe de la historia, con Mr. Lebowski. Y hoy es el día en que les traigo, para mi, un clásico, una película de culto como a muchos les gusta llamarla, o simplemente una proyección del relajo, el desprendimiento y la buena onda que se a todos nos gustaría transmitir al mundo. No por nada cada vez que alguien evoca a esta joya de los Hermanos Coen se escuchan elogios -… que buena película!.

Para quienes no han tenido la oportunidad de ver este verdadero vicio del 7mo arte, les cuento un poco la historia: Aquí se enreda a The Dude o Jeffrey Lebowski (Jeff Bridges) con un millonario del mismo nombre por la deuda de la desaparecida esposa del millonario (Tara Reid) con un productor del películas porno. En este puzzle participan junto al Dude: Walter (John Goodman) y Donny (Steve Buscemi), que además conforman el equipo de bowling. La película intenta dilucidar el paradero de la esposa y las consecuencias de la confusión del nombre, donde interactuan la hija  (Julianne Moore) y el ayudante (Philip Seymour Hoffman) del millonario.

Con una trama entretenida y de cambios imprevistos, cabe la pena resaltar el trabajo de cámara que los Hermanos Coen le dan a este film. Un ejemplo de esto son las escenas en las pistas de bowling, sobre todo cuando se nos introduce en la historia a Jesus (John Turturro). El movimiento de la cámara dentro de las pelotas de bowling, el como nos muestran al personaje, las pausas y movimientos rápidos, la cámara dentro de los bolos, en fin, son tantos los recursos que emplean los directores que, al abstraernos, podemos darnos cuenta de la influencia que tienen en el film. El como nos cuentan la historia resulta en la perspectiva que quieren que tengamos, llevándonos a que sea una verdadera experiencia ver esta película. Se que con el tiempo se ha armado algo de parafernalia junto al nombre de los Coen, pero déjenme decirles que esta película y Fargo son realmente dignas de ver. Y no puedo terminar este párrafo sin evocar las voladas que tiene The Dude en la película, como se fusiona la historia con coreografías, escenarios y puestas en escena dignas de Broadway. Quizás estos viajes y el como se retratan las escenas de bowling, sean los elementos mas destacables de la dirección.

Complementando muy buenas actuaciones, tenemos un sountrack de pelos (que pueden descargar aquí) que logra perfectamente un viaje a cada escena al escuchar los respectivos temas.  Es así como al escuchar Looking out my back door (que no se incluye en el Soundtrack original pero se la puse de igual), The man in me o Just dropped in tendremos un flashback de el Dude y seguramente se desprenderá una sonrisa silenciosa de nuestra cara. Un disco que logra emoción y psicodelia, en especial en esos viajes que tiene nuestro protagonista a lo largo de la historia.

No puedo dejar de referirme a las actuaciones, ya les conté quienes son los participantes del periplo, pero realmente destacan en cada segundo que les toca estar frente a la cámara. En especial Walter, que no deja a nadie indiferente, con esa agresividad al discutir y su negativa a perder o dejar de lado lo ocurrido en Vietnam. frases como: – “.. am I wrong??”, -” This is what happens when you fuck a stranger in the ass!!”, son recordadas por siempre entre los fanáticos.

Para terminar contarles que la película se estreno en 1998, toma lugar en California, muestra las famosas hamburguesas In and Out y ha llevado a que cada año se celebre el famoso Lebowski Fest, que es un campeonato de bowling en distintas ciudades de Estados Unidos. Tiene rituales al verla como tomar un White Russian o fumar algo cada vez que The Dude lo haga. Les recomiendo verla en Ingles y con subtitulos en el mismo idioma ya que en castellano se pierde un poco la escencia de este gran personaje, no es lo mismo “El Fino” a The Dude. Les dejo la reflección final:

“I don’t know about you, but I take comfort in that. It’s good knowin’ he’s out there, the Dude, takin’ her easy for all us sinners.”

Un comentario en “The Big Lebowski

  1. nada que decir. un verdadero clasico que ha ido ganando fanaticos con el correr de los años. cuando recien salio en 1998 la pelicula no causo mayor revuelo, pero la buena vibra del dude ha ido captando adeptos y como les comentaba juan pablo cada año se realiza el festival lebowsky, donde por lo general aparece jeff bridges haciendo la interpretación del tema central del film: the man in me de bob dylan. pfffff!!! espero algun dia andar por esas latitudes disfrutando de una buena partida de bolos y un white russian.
    mi pelicula favorita…… buen post liso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s