Tradición Alemana en Providencia: Lili Marleen

leinenkugels-oktoberfest-infused-bratsLili Marleen es una famosa canción originaria de Germania escrita en 1938 justo antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial y que se basa en el poema que un soldado escribió en 1915 a su novia Lili mientras luchaba por Alemánia en la Primera Guerra luego de ser trasladado al frente ruso. Dado su contenido, alcanzó una gran popularidad y se convirtió en un himno de los abanderados de Hitler y que hasta hoy en dia ha sido traducida a varios idiomas tanto como marcha militar, canción deportiva militar o simplemente en un cántico de cuartel.

Al escucharla nos trasladamos inmediatamente al Berlín de los años 20, dominado por aquel sentimiento de devastamiento luego del termino de la guerra y del Tratado de Verasalles, pero siempre con el anhelo de salir adelante para volver a convertirse en una gran potencia, sentimientos que se hicieron aún más fuertes durante la decada de los 30 con el nazismo a la cabeza y con Lili Marleen como el himno de lucha. Los versos del soldado Hans Leip inundaron los oidos de toda Alemánia en ese momento y lo han seguido haciendo incluso hasta el Chile de hoy, logrando encantar a los cientos de seguidores y amantes de la cultura alemana, con su comida y cerveza. Esos versos fueron los que llevaron a una familia de alemanes radicados en Chile a ponerse con un restaurant que nos entrega un pedazo de germánia en nuestra capital.

La calidez se hace notar desde el minuto en que uno entra a este submundo marcado por miles de fotos, cánticos militares, música prusiana, articulos de lo años 20, soldaditos de plomo que recrean el funeral del general Pinochet y el innegable, como era de esperarse luego de conocer la historia del nombre del lugar, fervor por el regimen militar, el que independiente de la preferencia política de cada uno (fotos de Nicolas Eyzaguirre y Francisco Vidal tambien se encuentran por ahi) logra hacerse a un lado luego de que la hija de Hans Dittman, dueño del lugar, te recibe con una sonrisa de oreja a oreja sirviendo una magnífica cerveza como realmente debe hacerse, invitándote a tomar asiento en la mesa que tuviste que reservar con antelación, ya que por lo general esta lleno, tanto de primerizos en la comida alemana como de amantes vitalícios que se dejan caer más de una vez a la semana para disfrutar de los encantos que esta familia de alemanes tiene para ofrecernos. El padre en la barra, la hija en las mesas y la madre en la cocina se conjugan y complementan para entregar una apuesta diferente, cuidando de todos los detalles para que tu paso por este pedazo de Alemánia se convierta en algo inolvidable.

Para partir sin duda que una Erdinger (cerveza de trigo $3.250) rubia o una pilsener para los que gustan de algo más suave, acompañada de unos crudos sublimes en pan negro con abundante carne y pepinillos, mostaza con eneldo y limón ($7.300). Si se quiere ir solo a picotear y a degustar cervezas esta es una buena opción para compartir, existiendo tambien la opción de pedir medio crudo para dar paso al segundo. Es aquí donde los elementos agridulces clasicos de la comida bávara, los embutidos y la carne se dejan caer: repollo morado con ciertos toque de manzana, salchichas con chucrut, cerdo ahumado, goulash, etc. Las opciones de platos son abundantes, al igual que la carta de cervezas. Birras de Alemánia, Bélgica y República Checa entre otras, tanto negras como rubias, además de algunas artesanales nacionales se encuentran disponibles para degustar y para disfrutar con una comida exquisita y abundante, desde las entradas hasta el postre.

Les recomiendo reservar con anticipación, ya que de todas maneras vale la pena darse una vuelta para probar algo distinto, vivir una experiencia diferente y pasar un rato agradable tomando una ricas cervezas disfrutando de las bondades alemanas. La direccion es Julio Prado 759, Providencia y el telefono es el 3416213. Auf Wiedersehen!!!

 

6 comentarios en “Tradición Alemana en Providencia: Lili Marleen

  1. Suena de miedo!! Ese crudo me tinca muchisimo acompañado de una cervecita bien helada. Buen dato Clauderio.

    Yo también tengo hambre y son como las 10…

  2. Todo empieza por el estacionador de autos, que pareciera que está dando la vida por su trabajo. Más profesional imposible!! Exquiso el viejo..
    Y ya entrando,,, Wenísimo el lugar. Muy casero, ultra cálido. Te sentí comiendo en tu casa. La cagó el lugar acogedor, lleno de monitos, soldaditos de plomo, fotos de famosos ( todos los actores chilenos han ido)
    Miles miles de cervezas y un crudo increíble!
    Los típicos 5 guatones, amigos de toa la vida, que de seguro van todas las semanas, a la misma mesa…
    La atención acorde con lo acogedor del lugar..
    Para el final, como cortesía de la casa, un licor de anis o algo parecido ma fuerte que la cresta….Y bueno…. al postre no llegué.

    Muy weno! Rico pa hacer algo distinto!

  3. Muy buen post Claudio!. la cagó el hambre que me dió.

    Voy atener que ir comerme una barrita con tomate ahora ya! (mi desayuno de todos los días, que es una baguette con tomate molido y aceite de oliva)

    Suerte a todos y cuando llegue a stgo seguro voy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s