Wayfarers no More

Eran anteojos Ska de culto. Los usaban los Skatalites en sus canciones mas añejas, en el auge del estilo de los dos tonos, sembrando el pánico antifascista en la época mas dura de la emergencia. Estuvieron de moda creo, por ahi por los años ‘60, invadiendo de plástico lo que antes era dominio del metal y aviadores. Eran un par de anteojos que sonaban rebeldes, A lo Warhol o Lennon, hasta el mítico Bob Dylan los llevaron como objetos únicos en sus travesías. Que lástima que la imitación haya sido tan poco probable, ininteligible y hasta aquella ridícula reinvención mal llamada Hipster, aquella posse lo menos de Bob Dylan y lo más de no se quién-se-creen que impactó hace no mucho tiempo la socialité de este planeta. Se olvidaron de pronto, de lo sexy que se vería Audrey Hepburn en un par de Wayfarers mostrándo su boquilla Channel con elegancia mientras suspiraba con glamour a las masas, o del violentismo que John Lennon escondía detrás de aquellas ventanas plásticas que cubrían sus pensamientos mas extraños. Todo cambió. Hoy, diseño mas deseado y mas comercializado imposible, dejó atrás el glamour, se abrochó mal sus cordones y nació al olvido. Pero no a ese que se pierde, sino a ese que mal se usa, y todo, como todo, deja de tener peso y su polivalencia vuelve a lo que en algun minuto fue: material, y mucho peor aun, plástico.

Es una constante que se repite en estos tiempos mal llamados post-modernos. Se cambian las cosas, se retrotraen y caen todos, ridículamente, en una masa sin forma destinada a ser cortopensante y sin mirar casi nunca a la originalidad para dirigir las acciones y mirar un poco mas fuera del foco normal de la estúpidamente llamada “moda”. Puede llamarse “fenómeno”, pongámosle nombre: “Piensa por mi”. Y que horror a veces que esa circunstancia infecta tan rápido que la gripe casi no se ve, ni se puede sentir lo grave de este sin sentido, en que todos caen despacito, a la suerte de la olla común que revuelve la extraña sensación de sistema.

6 comentarios en “Wayfarers no More

  1. Muy legal el comentario brother, la moda-sificación le ha ido quitando la singularidad y lo especial a muchas cosas. Buen post!

  2. Concuerdo plenamente, sobre todo pq se distorsiono el efecto de verlos en tipos como Dylan a básicamente playas enteras.

    Pero eso es la moda, y los que siguen modas esperan reflejar o ser parte de la proyección de esta. No nos mintamos al asumir que por tener objetos “únicos” no estamos siguiendo una moda, lo loable es ser autónomos en nuestras decisiones y que “no piensen por mi”.

    Les dejo el blog de un muy buen amigo canadiense que expone en lo que se ha convertido la moda de los anteojos de marco blanco en el mundo de los backpackers.

    http://www.thingsihateaboutbackpacking.com/?p=425

    Buena Andrés!!

  3. Buen post Andrés. Post de gafas!

    Creo que el punto que tratas tiene que ver con la búsqueda permanente de una identidad en la sociedad contemporánea.
    Mas aún si se trata de el diseño personal que cada individuo busca de sí mismo.

    Creo que existe una permanente busqueda en el pasado, un permanente mirarse al espejo a través de la historia, para encontrar significado en cosas que “fueron” en su momento, y trasplantarlas a la actualidad para rediseñar(se) como un collage de objetos reinterpretados. Es cosa de salir a mirar la calle: las ropas, las zapatillas, la publicidad. Incluso la música o el cine, están llenos de “citas” a canciones o películas de otros tiempos. Es como una pegotina de cosas, un collage literalmente, que recoge cosas que significan y las resignifica en una nueva composición. Es cosa de mirar a un hipster jaja.

    Bueno tal vez estoy pelando el cable, pero creo que es muy cierto que la moda en un punto hace que la gente no piense en el sentido real de las cosas que usan o hacen, quedando atrapados en un espiral de búsqueda vacío.

    Si las wayfarers son una expresión genuina de una época, con los personajes que la utilizaban, las ideas que rondaban y el paradigma de la revolución del plástico en los 60s ¿cuál sería una gafa de hoy? ¿las que usa Steve Jobs?? jaja eso sería moda.

    No puedo imaginarlas sin caer en algo medio futurista, como un chip que se ponga en la oreja y que utilize tecnología molecular para modificar la atmósfera mas próxima que rodee la cara, regulando a gusto el nivel de transparencia, el tinte del color del aire o incluso proyectar una imagen, como la foto de mi ídolo musical para que reemplaze mis ojos jaja.

    En resumen, las gafas de nuestro tiempo deberían ser una lamina de aire frente a nuestros ojos, que se pueda modificar molecularmente para blindarse como cada uno desee…

    está “taquilla” madre ¿o no?

  4. Creo que el punto está en lo difícil que resulta ser “ajeno” en esta sociedad que funciona como un imán de pocas ideas originales y que pretende estandarizar todo tipo de cosas. La iso-terapia.

    Gasta, creo que ya no se hacen gafas que sean características. Habría que usar las de Steve Jobs, pero valdrían como un ipod y durarían menos de un año. Anda a decirle a eso a un real Wayfarer de rayban! Jaja.

    Buena idea lo de los anteojos holográficos, habrá que conseguir algun sociópata que los construya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s