El boom de los cantoautores y algo nuevo: Telekinesis!

Telekinesis

Corrian los años 60 y principios de los 70 y las voces de protesta de Bob Dylan, Lou Reed y Leonard Cohen inundaban las estaciones de radio. La Guerra de Vietnam era una gran excusa para hacer música popular de gusto juvenil, por lo que canciones de cantoautores americanos e incluso europeos y canadienses se convirtieron en himnos que sin duda fueron uniendo generaciones con ideales comunes, hartas de una lucha sin sentido que logró dividir a un país en dos. Este sentimiento de frustración, unidos a un rebeldía desmedida, excesos, sexo, drogas y rock & roll, hizo que el éxito de las bandas que pregonaban este estilo de vida no tardara en llegar y se estableciese hasta la actualidad.

Toda esta poderosa influencia fue ganando adeptos jovenes quienes crecieron escuchando aquellos temas gracias al recuerdo de sus padres y amigos mayores que vieron en este tipo de música un verdadero estilo de vida. Esto contribuyó a que el desarrollo de cantoautores no cesase, sino que incluso ayudase a ir incluyendo diversos estilos asociados a aquel rock clásico que a veces puede ser asociado con la palabra folk y con el concepto indie tan de moda en la actualidad.

Hoy en día existe una gran cantidad de cantoautores que pueden ser definidos bajo este estilo. Los ejemplos abundan, siendo Elliot Smith, Conor Oberst (Bright Eyes), Andrew Bird, Feist, Bon Iver, Iron & Wine, José González, Ed Harcourt y Josh Rouse algunos de sus exponentes más influyentes por nombrar algunos. Cada uno bajo su propio estilo ha logrado empaparnos de una música relajada, a veces para dormir, a veces para apasionarte con algún tema en particular, con una mezcla de instrumentos que incluso en varias ocasiones son tocados por ellos mismo. El piano, el violín, la guitarra acústica, las mandolinas,  el acordeón y uno que otro instrumento de viento adicional sobresalen para lograr una armonía sobrecogedora que ha ido ganando adeptos con el tiempo y que tiene la capacidad para llenar estadios y para participar en los festivales más importantes del mundo. Cada vez son más los hombres y mujeres que tienen las ganas y el talento para encerrarse en sus piezas, garages e incluso irse a vivir a una cabaña en la mitad de la nada en pleno invierno estadounidense (Bon Iver) con el fin de crear algo valioso y hermoso para ellos mismos, algo que los represente, pero que al mismo tiempo los de a conocer a un mercado cada vez más necesitado de buena música y que esta absolutamente dispuesto a rememorar a aquellos grandes “singers-songwriters” del siglo pasado.

Esta influencia tan rica en conceptos fue la que tocó la puerta de Michael Benjamin Lerner, el hombre al mando de Telekinesis!. Tuvo la capacidad de tomar elementos estéticos e instrumentales de las bandas descritas con anterioridad y mezclarlo con un estilo parecido al de Death Cab For Cutie y The Shins para lograr lo que para mí es algo único. Cuando no está solo se hace acompañar por una banda integrada por 3 músicos a la hora de hacer conciertos para así lograr un indierockfolk magnifico, básico, con items de bandas colegiales de los 60, el pop de los 70, además de aquel rock clásico de guitarras eléctricas y un beat de batería ultra sencillo pero pegajoso a la vez el cual es interpretado por él mismo.

Lerner empezó a escribir música luego de haber tocado la batería de una serie de bandas de Seattle y mientras se encontraba estudiando en el Sir Paul McCartney’s Liverpool Institute Of Performing Arts. Una vez que regresó a Estados Unidos luego de graduarse y recibir su diploma de las manos del ex Beatle, además de llevarse a sus compañeros de banda con él, fue escuchado por Chris Walla de Death Cab For Cutie y por varios sellos, siendo Merge Records (Arcade Fire, Camera Obscura, The Clientele, Shout Out Louds, etc.) quienes se la decidieron jugar por Lerner al igual que Walla, quien se encargó de la producción de Telekinesis!, su primer trabajo de estudio.

Canciones como Coast Of Carolina, Awkward Kisser, Tokyo, Imaginary Friend y All Of A Suden nos entregan una composición a corazon abierto, realizada de forma veloz y desde el interior. El disco es un repaso de acontecimientos importantes de la vida de Michael: un año de estudio intenso, cartas de amor que iban y venían entre los cafes de Liverpool, la costa de Carolina en Estados Unidos y Tokyo: un viaje lleno de situaciones entretenidas esperando a ser vividas.

Estamos ante un pop poderoso muy fácil de digerir que va a dar que hablar este año. Sin lugar a dudas de lo mejor que he escuchado en lo que va corrido del 2009, asi que se los dejo acá para que lo disfruten además de un video del primer sencillo Tokyo. Un hit!!

Telekinesis!


5 comentarios en “El boom de los cantoautores y algo nuevo: Telekinesis!

  1. Buena banda…me gusto. Especalmente Coast of Carolina..gran tema. Calling all doctors anda bien tb, mas lenta.

  2. muy buena banda esta. a medida que la voy escuchando le voy encontrando nuevos elementos que la hacen cada vez mas calida, pero motivada a la vez.

  3. En general los tracks más prendidos son buenisimos, muy buena combinación de dureza y melodía. Podemos ver la influencia de Walla en cuanto al cambio de ritmo o inicios suaves con fines estrepitosos.

    En cuantos a los más tranquis me acuerdo a lo que hace Josh Rouse.

    Muy buen disco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s